miércoles, 9 de diciembre de 2015

#Ommmmmm

Estamos a 9 y eso es bueno y malo. Falta mucho para el 20, con lo que todos los candidatos sacarán su patita y su argumentario, sus logros y sus promesas. Falta mucho para el 20, mucho más, si también sacan la basura del vecino y nos la enseñan. Ya saben lo que pasa con la basura: atrae a las mariposas. Las mariposas tiene predilección por la fruta podrida, revolotean parando el tiempo mientras algo debajo de ellas se corrompe. Son tan hermosas y contradictorias... dicen que tienen mal sabor y que por eso los pájaros no se las comen. Aún así no podemos dejar de mirarlas.
Estoy a 9 y a tope, no sé si sobreviviré lúcida. Una sobredosis de cinismo más y muero. Que yo no sabía, que tú en el fondo eres, que tu fuiste, que si lo fuiste, apechuga. 
Y gritos, muchos gritos.
Cuántos gritos caben de aquí al 20. Y no son emoción. Son impotencia, son mala educación. La emoción de los fieles llevados al infarto exacerba los ánimos. Y yo a lo mío. 
Agrupémonos todos, agrupémonos todos...
No quiero debatir con nadie, quiero razonar a lo sumo. 
No quiero sacar cuentas de si éste o el otro es mi contrario. 
Mi contrario es el que va en contra de lo que considero humano y justo.Mi contrario lo sabe y yo también, y no necesitamos decírnoslo. Los míos son esos que siempre están en esta o aquella calle y que desde donde se encuentren siempre tienen hueco para hacer o decir algo que agite las alas de la mariposa. El efecto mariposa de las palabras dichas desde el respeto, desde la emoción, desde la cordura. 
Y ya llegará el 21. Y volveremos todos a estar juntos y revueltos, como debe ser. A veces creo que la campaña debería durar un día, pero eso con internet es imposible. Ojalá mañana fuera 21, aunque siendo 9 aún podemos detectar el olor ácido que trae a las vanesas volando como sólo ellas saben. Déjense un gong a mano. Respiren hondo. Mediten. 
Falta aún para el 21.

8 comentarios:

  1. Decía Cesare Pavese que "el arte de vivir es el arte de saber creerse las mentiras."
    Somos unos artistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que sean piadosas... Un saludo, César ;-)

      Eliminar
  2. Como suelo decir: DESDE MI CALLE, que es la calle de (casi) todos. ¿merece la pena el meditar? Revolotean (todos) como moscas a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, meditar es buenísimo, baja la tensión, te relajas... Venga, a meditar!

      Eliminar
  3. Una riada de babas espesas y pestilentes nos llevará por delante de aquí al día 20. Toneladas de barniz brillante de palabras, para cubrir el óxido de corazones fosilizados intoxicarán el aire de odio. Odio al que tuerza la línea recta que va se sus intereses hasta el poder. Al que anteponga unos valores, dicen que anticuados, a la llamada de los focos y la adulación vacua.
    Llagará el 20 y el 21 y enero y otra década y otro siglo. Los buenos seguiremos dando guerra y ellos... ya habrán muerto.
    De momento ya estamos a 10.

    ResponderEliminar